Razones para tramitar un crédito hipotecario Banorte

A la hora de buscar una casa o departamento propios, las primeras cuestiones con las que la gente se puede enfrentar es decidir cómo se va a financiar un gasto tan fuerte, existen varias opciones, cada una de ellas con ventajas y desventajas, por ejemplo, hay quienes prefieren ahorrar durante toda su vida, mientras que otras se aventuran a pedir un préstamo para la vivienda.

Para quien prefiere ahorrar, la ventaja es que no tiene que pagar intereses a la hora de adquirir su nuevo hogar, pero la principal desventaja, que no es poca cosa, es que el proceso del ahorro puede durar muchos años, en los que se tiene que vivir en casa de familiares o rentando, tanto la primera como la segunda son situaciones muy poco aconsejables, pero la de la renta es de las peores, pues se trata de un gasto tirado a la basura, que bien podría ser aprovechado para pagar una vivienda propia.

En el segundo caso, actualmente existen instituciones bancarias, como la que emite el crédito hipotecario Banorte, que le dan al cliente una serie de opciones de pago que se ajustan a sus necesidades de vivienda, así como a sus posibilidades económicas. La principal ventaja de esto es que una persona ya no tiene que vivir soñando con tener un patrimonio propio, sino que ya puede ser una realidad gracias a este tipo de préstamos.

A diferencia de los créditos que se otorgan para la compra de comida, ropa, zapatos o cualquier tipo de bienes o servicios, los de la vivienda se manejan de forma diferente, pues se trata de un préstamo a largo plazo. La hipoteca consiste en que un banco le presta dinero a una persona para que pueda comprar una casa, departamento o construya en un terreno que ya tenía con anterioridad, o que piensa comprar muy pronto.

La persona interesada debe de hacer una solicitud al banco, institución que se encarga de hacer una evaluación socioeconómica del cliente, además de que toma en cuenta distintas variables, como el monto pedido, el plazo en el que se piensa cobrar la deuda y el valor de la propiedad en cuestión.

Una vez aprobado el crédito, el solicitante se compromete a pagar un monto inicial (conocido como enganche), la totalidad del valor de la casa, así como una tasa de interés establecida por el banco y demás gastos de operación en determinado tiempo, que puede comprender de cinco a más años, dependiendo de los ingresos mensuales del cliente.

Como se trata de una suma de dinero bastante cuantiosa, la institución bancaria toma como garantía de pago la misma casa o departamento, el cliente puede vivir en ella de manera normal mientras liquida su deuda, pero si el solicitante incumple con su parte del contrato, el banco tendrá la facultad de desalojarlo y vender el inmueble para recuperar su inversión.

Ahora bien, esto último sólo pasa con las personas que no se comprometen realmente con los pagos de su casa. Si el cliente cumple puntualmente con sus pagos mensuales, al término de la deuda, se convertirá en el propietario único e incuestionable de su casa o departamento.

Debido a la situación explicada en los dos párrafos anteriores, es que resulta imprescindible que la persona que solicite el crédito elija el que se adapte mejor a su capacidad de pago, así como a sus gustos y necesidades de vivienda. Se trata de una decisión verdaderamente importante, por lo que antes de tramitar cualquier préstamo de la vivienda, es necesario que se haga una evaluación detallada de las opciones.

Para la mayor parte de las personas que se enfrentan a este tipo de cuestiones por primera vez, puede resultar agobiante, confuso y abrumador todo este proceso, pues las cuestiones que se deben de tomar en cuenta a la hora de elegir la mejor hipoteca son diversas: la tasa de interés, el porcentaje del préstamos, la inflación, los impuestos y un largo etcétera.

En ese sentido, el crédito hipotecario Banorte ha demostrado ser uno de los más convenientes para los compradores primerizos, ya que tiene una de las tasas de interés más bajas en el mercado, además de que se puede elegir entre un número de opciones que se adaptan a las distintas situaciones del solicitante.

Si estás interesado en adquirir tu patrimonio, a través de la compra de un departamento, una casa o realizar una nueva construcción en tu terreno, entonces fija una cita con un asesor de TOI, pues somos una empresa que se dedica a la orientación de nuestros clientes para que puedan tramitar el crédito para la vivienda más conveniente en cada caso.

Nosotros te explicaremos de manera personalizada cuáles son los procedimientos que tienes que realizar para solicitar un crédito hipotecario Banorte o con la institución bancaria de tu preferencia, además de que te orientamos para que tengas muy claro desde el principio los gastos que tendrás tanto en el proceso, como las mensualidades por pagar para liquidar tu deuda de forma oportuna y sin contratiempos.

Recuerda que un crédito hipotecario es una forma segura, sencilla y confiable para hacerte de tu casa, tener un patrimonio para heredarle a tus hijos y, por supuesto, tener un techo propio en el cual dormir, convivir, comer, trabajar, estudiar, jugar, etcétera. En fin, se trata de tener un espacio propio para el desarrollo personal. En TOI te llevaremos de la mano para hacer este proceso más sencillo y con un final feliz.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *