Qué ventajas ofrecen las franquicias en México

Supongamos que has decidido hacer una inversión en un negocio, pero aún continúas evaluando posibilidades acerca de cuál es la opción que más te conviene. Es el momento de que obtengas información importante en cuanto a la operación de franquicias en México, tal vez te preguntes cómo anda el sector y cuáles son sus principales características.

Una franquicia es un esquema mediante el cual se obtiene una licencia para explotar comercialmente una marca, servicio o producto ya establecido, en un contexto que puede ser local, nacional o internacional. Sin embargo, no es sólo cuestión de cubrir los costos relacionados con el financiamiento, una franquicia es una forma de colaboración empresarial que requiere muchos conceptos que contribuyen a su correcto funcionamiento.

El primer caso de franquicias en México se dio con la entrada del restaurante McDonald´s al país en 1985, con la apertura de dos unidades, una en Monterrey y otra en la Ciudad de México. Al no existir un marco regulatorio apropiado para la puesta en marcha de sistemas de franquicias, dichas aperturas no estuvieron exentas de problemas con trámites y  contratos.

Un hecho que facilitó la entrada de este tipo de esquemas a nuestro país fue el decreto de la Ley de Transferencia de Tecnología, legislación promovida por Guillermo Funes.  Luego vendría una avalancha de franquicias extranjeras y nacionales como Howard Johnson, Pizza Hut, Holanda, entre muchas otras, a expandir sus operaciones por el territorio nacional.

En los primeros años el sector de las franquicias experimentó un crecimiento constante, aún así el proceso ha sido complejo debido a factores como la relativa ausencia de un marco regulatorio y falta de experiencia de algunas pymes. Esta situación llegó a ralentizar el crecimiento de la industria.

En 1991 se promueve la Ley de Propiedad Intelectual, la cual pretendía derogar la anterior Ley de Transferencia Tecnológica. Para 1993 se promulga la Ley de Fomento y Protección a la Propiedad Industrial. Al año siguiente se convertiría en la Ley de la Propiedad Industrial.

La primera época de las franquicias en México se caracterizó por la importación de los esquemas provenientes del extranjero, con la introducción de franquicias del ramo alimenticio que operaban restaurantes.  Debido al éxito y reconocimiento de marca con el que ya contaban estas franquicias, los empresarios mexicanos decidieron comprarlas en vez de generar sus propios negocios bajo este esquema.

Casi al mismo tiempo, otros emprendedores se percataron de que sus negocios podían operar como franquicias, dando como resultado el advenimiento de las primeras franquicias en México. Se calcula que entre los años 1989 y 1990 hicieron su incursión al país alrededor de 50 franquicias extranjeras, logrando un éxito notable que les permitió expandir sus operaciones y establecerse perdurablemente en la vida de los mexicanos.

La teoría más reciente en la industria apunta a que todo negocio tiene el potencial para convertirse en franquicia. Esto trajo como consecuencia la aparición de los primeros franquiciatarios mexicanos, que han logrado bajo este modelo expandir sus horizontes incluso más allá de nuestras fronteras. De ellos, sólo los que estructuren firmemente sus negocios y sepan sacar el mayor provecho del uso de las nuevas tecnologías se mantendrán a flote.

El arribo de los esquemas de franquicias en México posibilitó que un buen número de personas emprendedoras iniciaran esta aventura bajo el entrenamiento y supervisión de un empresario con un alto conocimiento del negocio. De igual forma, estos mismos empresarios se dieron cuenta que podían explotar conceptos innovadores y su experiencia en un campo determinado sin el capital requerido para otro tipo de negocio.

Una característica fundamental dentro de un sistema de franquicias es que existe una legislación que defiende el secreto industrial. En la industria de franquicias existe siempre la transferencia de tecnología que va de la mano con secretos industriales generadores del éxito de los negocios.

Podemos decir que las franquicias han representado una innovación en la estructura social de México, permitiendo que estratos sociales medios adquieran un esquema de negocio probado, posibilitando la generación de empleos. Ante este panorama, el escenario de posibilidades para nuevas pymes se ha enriquecido sustancialmente.

Para el año 2000 se establecieron en México 300 franquicias, en los cuatro años que siguieron la cifra aumentó en 100 unidades y para el 2005 arribaron al país 350 marcas. De esta forma, la industria de las franquicias elevó sus cifras en la creación de fuentes de empleo.

México aún cuenta con potencial en esta materia, tan sólo en 2015 México experimentó un crecimiento cercano al 8 por ciento. Como se tenía pronosticado hace 10 años, el número de franquicias en México ha llegado a la cifra de mil 600.

Ahora que ya tienes a la mano toda esta información, te será más fácil tomar la mejor decisión.  Si ya te decidiste por iniciar una franquicia, te recomendamos asesorarte con expertos para que tu inversión se deposite en buenas manos.

En TOI Red de Franquicias nos aseguramos de que alcances el éxito con nuestro exclusivo programa “Emprendedores a prueba de balas TOI”, el único en México enfocado exclusivamente en el sector hipotecario. Nuestra franquicia es reconocida a nivel nacional por brindar a todos nuestros franquiciantes una experiencia memorable. Si te interesa formar parte de la familia TOI, ponte en contacto con nosotros en el sitio web www.toi.com.mx

El destino de una franquicia lo determinará el trabajo del día a día de manera conjunta con la acertada adquisición de una franquicia probada.

Tu “algún día lo haré, comienza hoy”.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *