Mejor que nunca relación franquicias México

La industria de las franquicias en el país ha llegado a un nivel de madurez muy interesante y además, cuenta con la capacidad de seguir creciendo, pues cada vez hay nuevas y mejores ideas para emprender en este vibrante sector.

Fuentes consultadas indican que, en 2014, se registró un incremento de 10 puntos porcentuales en el sector, número que creció  para alcanzar un 11 por ciento para el año 2015, creando casi 80 mil nuevas fuentes de empleo. De la totalidad de franquicias que existen en el país, un 82 por ciento son mexicanas y el resto proviene del extranjero. En la primera época de la industria en México, existía una gran mayoría de franquicias extranjeras, pero esta situación se ha ido revirtiendo con el paso de tiempo.

Para establecer cómo hemos llegado a la situación actual en materia de franquicias, es necesario echar un vistazo a como se ha dado su evolución con el paso de las décadas, para entender un poco el camino que ha tomado una industria que llegó para quedarse.

En sus inicios, las cuatro primeras franquicias extranjeras que se instalaron en el país generaban 3 mil 200 empleos. Ya para el año 1994 se experimentó un auge y operaban en México 200 marcas bajo este esquema, dando empleo a 160 mil personas. Aún con este panorama, la mayoría de las franquicias eran de origen extranjero.

La mayor parte de las marcas que operan bajo este sistema en el país pertenecen a restaurantes. Esto puede deberse en parte a que la primera franquicia que se instaló en México fue de ese giro. Entre los principales porcentajes de participación por actividad económica se encuentran además los sectores de servicios y ventas al menudeo.

Para el año 2005, el sector continuaba creciendo a un ritmo del 17 por ciento anual, con ventas promedio por un monto de 80 mil millones de pesos, superando el medio millón de fuentes de empleo creadas por franquicias. Operando cerca de 50 mil puntos de venta en México, alcanzó para ese año una participación superior al 5 por ciento en el Producto Interno Bruto del país.

Se calcula que por cada establecimiento que opera bajo el régimen de franquicia ocho nuevas plazas laborales en promedio son creadas. Expertos en el sector afirman que en materia de franquicias México tiene un enorme potencial de crecimiento, por lo que aconsejan prestar especial atención al tema del financiamiento y normativas referentes a la extensión de garantías como la aceptación de los bienes de las empresas por los créditos que otorga la banca comercial.

En el rubro de franquicias México ha exportado marcas al exterior, tan sólo por dar un ejemplo en la actualidad existen más de 60 marcas exportadas a Estados Unidos cuando hace menos de 10 años sólo se tenían registradas 22. Aunque aún falta mucho camino por recorrer, nuestro país es considerado como uno de los territorios donde mayor penetración y crecimiento ha logrado el concepto de franquicias.

Sin embargo, existen retos en la industria que plantean fenómenos como la globalización y esto exige elevar los estándares de  productividad y competitividad con el fin de equipararnos al nivel que se observa en las economías desarrolladas.

La competitividad está determinada por factores elementales como la calidad, entendida como la capacidad del productor de interpretar las demandas, necesidades y expectativas del cliente, la productividad o necesidad de los productores de tener el máximo rendimiento. La diferencia que existe entre el total de gastos y costos del periodo con respecto a la utilidad generada es a lo que llamamos rentabilidad del negocio.

El tema financiero es preponderante en un sistema de franquicias pues de ella depende la rentabilidad de las dos partes involucradas. Para los interesados en emprender un negocio bajo el esquema de franquicias México cuenta con un programa de financiamiento público ya que el negocio de franquicias ha sido preponderante en la creación de nuevas fuentes de empleo para los mexicanos.

En cuestión de franquicias México cuenta ya con una sólida plataforma que abarca diversas áreas de la actividad productiva, para entender mejor su funcionamiento es conveniente conocer su clasificación y algunas de las empresas reconocibles que operan en el territorio nacional.

Las franquicias sociales funcionan bajo un modelo de franquicia tradicional que en lugar de conseguir utilidades se fijan la consecución de metas sociales. Algunas de las más conocidas son Centro Unidos Adicciones, Limpio y Sobrio Adicciones y Quiero Bajar de Peso.

En una franquicia tecnológica se aporta una marca, un modelo de negocio, pero la operación se basa en una plataforma tecnológica. Ejemplos de este tipo de franquicias son los portales de internet que ofrecen diversos servicios y la empresa de publicidad Spotbox. Por lo general las franquicias de este tipo dedican una considerable cantidad de tiempo en estructurar la plataforma en la cual basan su sistema de franquicia.

Las franquicias de servicios involucran el uso de un modelo de negocio probado para la prestación de un servicio que el empresario poseedor de la franquicia transmite a los emprendedores que incursionan en el sector.

En TOI Expertos Hipotecarios contamos con la posibilidad de que adquieras tu franquicia e inicies de una forma segura un negocio en el sector hipotecario, el cual cuenta con un gran potencial que está en espera de nuevos emprendedores dispuestos a aprovechar esta gran oportunidad.

TOI Red de Franquicias es la única en México reconocida con una certificación por la Asociación de Intermediarios Bursátiles.

Tu “algún día lo haré, comienza hoy”.

Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *