La postergación, el arte de posponer

¿ Si eres de los que has pospuesto alguna vez una tarea o decisión importante ? te puede interesar saber la causa raíz.

El programa de “Emprendedores a prueba de balas TOI ” y el reconocido autor Darren Hardy nos invita a esta reflexión

¿ Qué es la Postergación ? 

Es el hábito de retrasar o evadir actividades, tareas o decisiones que deben atenderse, sustituyéndolas y refugiándose en actividades más irrelevantes o agradables ajenas a su cometido. tales como navegar en Internet, facebook, youtube, leer revistas, libros, salir de compras, comer compulsivamente o dejarse absorber en exceso por la rutina laboral, entre otras, como pretexto para evadir alguna responsabilidad, acción o decisión.

Es un comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio o la incomodidadEl acto que se pospone puede ser percibido como: desafiante, inquietante,  es decir, estresante, por lo cual se auto justifica posponiéndolo a un futuro incierto

El miedo evita que las personas actúen y avancen.

Sus mentes inventan mil excusas sobre por qué no están ‘listos.

Decide lo que quieres y trabaja como loco para conseguirlo sin rendirte. Basta con las escusas, no dejes que nadie te diga que hacer

__

Toma la decisión

decide en quien te convertirás

Como lo vas hacer

Y el universo se hará a un lado de tu camino

Will Smith

__

Llamada a la acción

  1. Desarrollamos el valor, desempeñando actos valerosos’
  2. Deja de pensar y actúa.
  3. La valentía es una acción, no un sentimiento

“Anota tres excusas comunes que evitan que te acerques a tus tres más altas prioridades.

“Ahora que estás consciente de ellas, comprométete a no dejarte atrapar por esta parálisis.

“Tacha cada excusa y ponte a trabajar en tus prioridades más vitales

___

Interesante Fundamento Psicológico; (buscando un poco por la red y confirma lo anterior)

Este problema de comportamiento no necesariamente está ligado a NO sentirte motivado . El perfeccionismo extremo o el miedo al fracaso también son factores para posponer, como por ejemplo al no atender una llamada o una cita donde se espera llegar a una decisión.

Existen dos tipos de individuos que ejecutan esta acción:

  • Postergadores eventuales, cuya actitud evasiva no se repite habitualmente.
  • Postergador crónicos, cuya conducta evasiva es constante y repetida en el tiempo.

Los segundos son los que comúnmente denotan trastornos en los comportamientos antes mencionados. Algunos autores afirman que existen en la actualidad conductas adictivas que contribuyen a este trastorno de evasión: se refieren, por ejemplo, a las adicciones que, según algunos expertos, existen a:

  • Redes sociales, La televisión
  • La computadora y más concretamente a Internet.
  • El celular

Por otra parte, el llamado “ Síndrome del estudiante ” (el hecho de que muchos estudiantes pospongan la entrega de sus trabajos hasta el último minuto del día de la fecha límite o el estudio hasta el día antes del examen) está presente, al parecer, también en otros grupos sociales: en las temporadas en las que se acerca la fecha límite para pagar los impuestos (para presentar las declaraciones mensuales o anuales), las oficinas donde se llevan a cabo esos trámites (los bancos, por ejemplo) se saturan de personas que asisten a realizar ese trámite sólo hasta el último momento. Asimismo, es una conducta  la que consiste en coleccionar muchas opciones como excusa para no decidirse por ninguna en concreto.

La postergación, en particular, es un comportamiento de autoregulación y de organización del tiempo. Su solución consistiría, en lograr una adecuada organización del tiempo, concentrándose en realizar las tareas importantes que tienen un plazo de finalización más cercano. Quien pospone una decisión, por no sentirse preparado –esperando que todo se resuelva por sí solo– suele aducir que lo hará después «… en cuanto tenga tiempo», con lo que está presentando, en el fondo, una conducta evasiva

Bases de personalidad

William Knaus, en «Superar el hábito de posponer», propone una serie de características personales que son propias de las personas con tendencia a la postergación:

  • Creencias irracionales: basadas en una pobre autoimagen ven al mundo con demasiadas exigencias que no se ven capaces de cumplir.
  • Perfeccionismo y miedo al fracaso: postergar y justificar un resultado final por falta de tiempo, sirve de excusa para evitar el miedo al fracaso, en tareas donde no hay garantías de éxito. Son personas perfeccionistas y autoexigentes, que se marcan metas poco realistas.
  • Ansiedad y catastrofismo: El acumulamiento del trabajo supone un cúmulo correlativo del nivel de ansiedad. La dificultad para tomar decisiones y la búsqueda de garantías de éxito antes de iniciar una tarea provoca finalmente sentimientos catastrofistas y como resultado se sienten saturados escudándose en que no son aptas para las exigencias del mundo .
  • Sentirse saturado: el trabajo se les acumula, y se ven incapaces de establecer prioridades; esto provoca sentimientos de ansiedad, estrés, indecisión lo que cierra un circulo vicioso del que no pueden escapar.

Tipos de postergación

  • Por evasión, cuando se evita empezar una tarea por miedo al fracaso. Es un problema de autoestima.
  • Por activación, cuando se posterga una tarea hasta que ya no hay más remedio que realizarla. Es un problema contrario al anterior.
  • Por indecisión, típico de las personas indecisas que intentan realizar la tarea pero se pierden en pensar la mejor manera de hacerlo sin llegar a tomar una decisión. Se denomina

 

Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *