De qué trata el comparativo hipotecario

Al momento de querer comprar una casa, una de las principales preguntas que existen entre las personas que buscan hacer esto es ¿cuál es el mejor banco o institución para poder obtener un crédito hipotecario? Cabe señalar que la respuesta no es tan simple, ya que esto dependerá de diferentes factores, entre los que podremos encontrar están la edad, la capacidad de pago, los planes a futuro, etc. En general no existen bancos buenos o malos, entonces uno de los secretos es encontrar un producto que se adapte mejor a las necesidades de cada persona.

Hoy en día, el mercado hipotecario en el país ofrece una amplia variedad de productos que cada vez son mucho más flexibles y sobre todo competitivos. No obstante, un crédito de este tipo significa una relación a largo plazo con las instituciones financieras, que puede llegar a durar entre 15 y 30 años, por lo tanto al seleccionar alguno de ellos se debe hacer un comparativo hipotecario para poder tomar en cuenta los diversos beneficios que ofrecen.

Cabe señalar que la Condusef, suele recomendar que se analicen todos los factores que pueden afectar la inversión, tales como: la moneda (unidades de inversión, pesos, salario mínimo), plazo, tasa de interés, enganche, así como las comisiones, amortización y los seguros que lo integran.

En la página de la institución gubernamental se pueden encontrar diferentes comparativos de crédito con información útil y actualizada, se debe tomar en cuenta que es muy común que en el proceso de aprobación de un crédito hipotecario suele ser más ágil y fácil, cuando el solicitante cuenta con una relación previa con la institución financiera con la que pretende hacer el contrato, debido a que esta ya lo conoce.

Se debe saber que para poder escoger un crédito se tiene que tomar en cuenta ciertos factores, tales como:

  • El plazo: en un crédito que sea a largo plazo, el que más conviene y se recomienda es el de 15 años. Primero se debe averiguar si la institución financiera ofrece un crédito de este plazo, además si la mensualidad es muy alta para el presupuesto que se cuenta. Es muy probable que se esté obteniendo una casa muy cara para la capacidad financiera. Si es necesario aumentar el plazo para poder lograr la compra, se puede hacer, sin embargo, no debe subir a más de de 20 años. La diferencia entre las mensualidades no es mucha, pero sí hay mucha diferencia cuando se contempla en un crédito junto a otros elementos, por eso se recomienda el periodo de 15 años, pues por un millón de pesos se pagarán 13,300 al mes, por 20 años serían 12,700 y por 30 años serían 12,300 pesos.
  • La amortización: esto hace referencia al monto de la mensualidad que se pagará con respecto al crédito y no a los seguros o intereses. Para poder saber este dato, se debe solicitar una tabla que sea de amortización a la institución que brinde la hipoteca y que otorgue el crédito y comparar cuál es la que más conviene. Sobre todo, se debe hacer un comparativo hipotecario para poder saber cuánto se pagará entre una institución u otra. Cabe señalar que un crédito en el que no se puede amortizar el capital no ayudará al individuo a crear un patrimonio.
  • La denominación: pueden conseguirse créditos hipotecarios en pesos, UDIS o salarios mínimos. Una de las opciones más recomendables es poder tomar una hipoteca en pesos para que se pueda saber cuánto se va a pagar al mes. Si se toma en UDIS o salarios mínimos, conforme pasa el tiempo se pagará más al mes porque dependen de la inflación.

Un sistema comparativo hipotecario cuenta con una tabla de amortización, como se dijo anteriormente, es donde se puede conocer el comportamiento del crédito de acuerdo al plazo elegido. Con esta herramienta se puede realizar el cálculo con base al ingreso de la persona interesada en el crédito, además del valor de la vivienda, monto del crédito requerido, así como la mensualidad deseada.

Estos programas pueden ser de gran ayuda, pues pueden brindar a las personas un panorama general, sin embargo, es importante que sea cauteloso al utilizarlos, ya que existen algunas limitaciones. Además, por más certidumbre que se tenga y precisión que se pueda brindar, no es aconsejable tomar una decisión con base a los resultados que proporcionan estos simuladores informativos.

Pues a pesar de tener una gran tecnología y recursos, llegan a carecer del factor de análisis cualitativo que solo un asesor experto puede llegar a dar. La ventaja principal de un sistema comparativo es la de mostrar un cuadro comparativo, resumiendo las condiciones financieras más importantes que pueden llegar a ofrecer los bancos.

Cabe señalar que el simulador no puede predecir el alcance de los seguros. Así también, en el rubro de gastos iniciales, el sistema supone una base nacional, el monto dependerá del estado en que se solicite el financiamiento. Además, tienen la limitante de que no pueden perfilar bien al prospecto, pues al evaluarlo por sus ingresos y la forma en que se comprueba no les basta. Debido a esta razón, es necesario poder acudir con un experto hipotecario que lo pueda orientar adecuadamente.

En TOI Expertos hipotecarios contamos con un gran equipo de asesores que se encuentran dispuestos a escuchar sus necesidades y poder orientarlos, de una forma oportuna, clara y totalmente sin costo para usted. Nosotros podemos ayudarlo en su proyecto de vida, llámenos para poderlo auxiliar.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *