Créditos de Liquidez, ¿Que son y como se usan?

Adquisicion-Nuevo-2

Las opciones de préstamos en el mercado son muy diversas, con requisitos, tasas de interés y comisiones que varían, éstas últimas lo hacen principalmente en función de un factor: el de cuán riesgoso es para una entidad financiera prestarnos dinero. Si tenemos un buen historial crediticio, es una garantía de que pagaremos en tiempo y forma, por lo que tendremos comisiones más bajas; de ahí que un inmueble sea una garantía como pocas para acceder a montos que, idealmente, podríamos utilizar para lograr objetivos un poco más ambiciosos

En este sentido, los créditos de liquidez con garantía hipotecaria son una de las opciones con menores comisiones en el mercado, ya que se trata de financiamientos que, debido a la garantía que conlleva dejar su vivienda como promesa de pago, otorgan bajas comisiones en comparación con otros productos que ofrecen las empresas del sector financiero.

Un crédito de liquidez consiste en que cualquier persona física que tenga ingresos comprobables puede dejar una propiedad en garantía, regularmente una vivienda, y el banco le presta un porcentaje del valor de la misma, entre 50 y 70% del valor

Este tipo de créditos es el más barato del mercado por la garantía que tienen. Sin embargo, el plazo promedio para saldar estos préstamos va de 10 a 15 años, e incluso algunas entidades lo ofrecen a 20 (practicamente lo que dura un crédito hipotecario) en tanto que sus tasas de interés promedio oscilan entre 13 y 18%, por lo que es recomendable que busque condiciones a plazos y mensualidades cómodas, que se adapten a su situación financiera.

Especialistas recomiendan que, en cualquier tipo de deudas (sobre todo las de largo plazo, como este caso), se busque optar por mensualidades que no excedan 30% de sus ingresos mensuales, ya que tendrá su dinero comprometido durante un tiempo considerable, y no puede quedar expuesto financieramente.

De ahí que los requisitos para acceder a estos préstamos sean muy específicos en la mayoría de las entidades que los otorgan: el inmueble debe encontrarse a su nombre y estar pagado en su totalidad además de hallarse libre de cualquier gravamen (obligación, impuesto o tributo que se aplica a un inmueble); y, en varios casos, debe tener un valor mínimo en el mercado, por lo regular, de 1 millón 500,000 pesos, aunque en algunos casos puede ser de 2 millones de pesos. Asimismo, los ingresos mínimos comprobables varían entre una entidad y otra.

En tanto, el solicitante del financiamiento debe comprobar que percibe cierta cantidad de ingresos de manera constante. Estos montos también varían entre un banco y otro.

Cabe destacar que la mayoría de las entidades revisarán, su historial crediticio así como la antigüedad en su empleo, para cerciorarse de que está en las condiciones de poder solventar un crédito de este tipo. Además, algunas entidades solicitan como requisito que tenga una cuenta con ellos e ingresos recurrentes.

Ahora, ¿para que me sirve un crédito de está indole?

Con este tipo de crédito puedes consolidar tus deudas, poner o crecer tu negocio, cubrir cualquier imprevisto familiar, prácticamente con el puedes hacer lo que quieras, ir de vacaciones por el mundo.

Ven con uno de nuestros expertos y nosotros te ayudaremos a ver cual de todas las opciones del mercad es la mejor para ti.

 

Share on Facebook16Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *