Consejos para adquirir el mejor crédito hipotecario

Todos deseamos tener un patrimonio propio que nos permita alcanzar la seguridad y estabilidad que añoramos para nosotros mismos y para nuestros hijos. Sin embargo, existe un problema muy importante cuando pensamos en adquirir una vivienda. Este tipo de bienes son conocidos como de “alto valor”, por lo que es muy difícil que se puedan pagar sin contar con un crédito a largo plazo que nos permita adquirir una vivienda.

Entonces, es bien sabido por aquellas personas que quieren comprar una casa o departamento lo complicado que resulta juntar la cantidad suficiente para adquirir un inmueble. Para ello, existe una alternativa llamada crédito hipotecario, que consiste en un préstamo que se encuentra respaldado en la hipoteca de la casa que se compra. Antes de adquirir un préstamo de esta naturaleza es muy importante que considere si realmente se encuentra en condiciones para adquirir uno.

Debido a que se trata de la compra de un bien con alto valor, es evidente que la institución financiera exija una garantía que le permita estar segura de que el pago será efectuado. Esta garantía es, precisamente, la propiedad (casa, departamento o terreno) recién adquirida a través del préstamo hipotecario, por lo que la propiedad es hipotecada de inmediato. Es por esta razón que los créditos de hipoteca son conocidos también como créditos con garantía hipotecaria.

La verdadera realidad es que muy pocas personas cuentan con los suficientes ahorros para comprar una casa o departamento con sus propios recursos y de contado. La gran mayoría de las personas necesitan acudir a los bancos u otros intermediarios financieros que ofrecen esquemas que les permitan adquirir un préstamo para comprar la casa de sus sueños. Estos créditos, generalmente, se pagan de forma mensual durante cierto número de años.

Pese a la frecuencia con que las personas recurren a este sistema de financiamiento, es muy común que los consumidores no conozcan la información necesaria para hacer la mejor elección a la hora de elegir a la entidad financiera que les otorgará el préstamo para adquirir una vivienda. Si bien es necesario conocer todo el abanico de posibilidades de financiamiento que existe en el mercado, hay reglas básicas que le permitirán elegir la mejor opción.

La regla número uno es: “El mejor crédito es el que se adapta a las necesidades de ahorro y pago del interesado”.

Todas aquellas personas que estén interesadas en obtener un crédito hipotecario deben saber que es muy importante comparar entre los diversos esquemas de financiamiento que existen y deberá evaluarlos de la manera más minuciosa para conocer cuál es el que más le conviene y el que mejor se adapta a su bolsillo.

Existen diferentes tipos de crédito: créditos de tasa fija, créditos de tasa variable o mixta; sin embargo, lo mejor es optar por un crédito de tasa fija. Esto significa que pagará la misma cantidad de dinero durante todo el tiempo que dure el préstamo sin importar las fluctuaciones de la economía. Además, este tipo de créditos tienen mucho menos riesgos que los otros para todas aquellas personas que no prevén incremento en sus ingresos.

Los créditos hipotecarios son ofrecidos con una posibilidad de pago desde cinco hasta 30 años, pero es evidente que a menor tiempo, mayor es el pago mensual, mientras que a largo plazo, el pago mensual es mucho menor. Generalmente, el plazo de la deuda hipotecaria está relacionado con la edad de quien desea adquirir el crédito. Las instituciones financieras consideran en mayor medida que el monto se logre liquidar antes de que se alcance la edad máxima para jubilarse, aproximadamente al cumplir los 60 años de edad.

Por esta razón, es muy importante contratar el primer crédito hipotecario a una temprana edad, para terminar de pagar la deuda en una edad en la que aún se es completamente productivo. Además, si desea adquirir un segundo crédito de hipoteca será mucho más sencillo, pues tendrá un antecedente que, esperamos, hablará bien de usted. Asimismo, es muy importante considerar el pago mensual, pues así es posible evitar la morosidad y con ello, poner en riesgo el patrimonio para el futuro.

Otro aspecto a considerar y es quizás, el más importante para obtener un crédito hipotecario, es hacer un ahorro previo, pues aquellas personas que se comprometan a pagar un crédito de esta naturaleza deben analizar sus capacidades económicas pero también deben fortalecer sus hábitos de ahorro. Este ahorro servirá para cubrir el monto total de la vivienda, pues, en general, las instituciones crediticias no prestan el monto total del inmueble, por lo que es muy importante contar con el enganche y tener previstos los gastos generados por los trámites notariales.

Todos los consejos anteriores nos permiten pensar en que un crédito de hipoteca no debe convertirse en una pesada carga, un crédito debe verse como una oportunidad para un mejor futuro. Si se piensa en el crédito como una gran carga que impide solventar gastos vitales será mejor que lo piense bien antes de adquirir uno de estos, pues es muy importante tomar en cuenta que estos créditos duran muchos años.

Si después de leer este artículo está completamente decidido a adquirir un crédito de hipoteca, permítame recomendarle a los especialistas de TOI Expertos Hipotecarios, una empresa respaldada con más de ocho años de experiencia en el mercado y que es considerara como una de las figuras fundadoras del Broker Hipotecario en el noreste de México.

TOI Expertos Hipotecarios cubrirá todas sus necesidades con el fin de brindarle la mejor experiencia en el trámite de un crédito hipotecario. El crédito que le ofrecen los expertos será el mejor para cubrir sus necesidades: menor tasa y, sobre todo, libre de estrés. Conoce a los especialistas altamente capacitados de TOI Expertos Hipotecarios.

Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *