Breve historia del crédito hipotecario

La historia del  crédito hipotecario no es reciente, y es interesante saber el camino que ha  recorrido hasta ser el sistema que conocemos hoy en día. Les daremos un breve recorrido para conocer un poco más sobre este tipo de préstamo, pues nunca está de más para entender cómo funcionan las operaciones y cómo el sistema ha evolucionado hasta el que conocemos hoy.

La primera forma de economía registrada fue el trueque, esta era la base del mercado en la época prehispánica, al llegar la colonia fue sustituida por la moneda como forma de cambio y pago por productos o servicios, aunque el trueque logró sobrevivir durante muchos años más.

Al entrar la moneda comenzaron también los primeros métodos de préstamos monetarios, esto se derivó en la primera institución de crédito conocida como el Monte de Piedad de Ánimas, hoy en día la conocemos como Nacional Monte de Piedad. Aunque ya existía una institución financiera laica, la iglesia era el principal prestamista, en ella se podían solicitar los primeros esquemas de crédito y de avío, estos últimos para la adquisición de materias primas y materiales, pero uno de los defectos del sistema eclesiástico eran las altísimas tasas de intereses y los plazos cortos que manejaban.

Años más tarde, en  España se crearon instituciones que sirvieron para sustituir a la iglesia en el ámbito financiero y se crearon las reformas borbónicas, naciendo en el año de 1782 el Banco Nacional de San Carlos, este fue destinado para fomentar el comercio y el crecimiento de la ciudad. Este sistema llegó a México en el año de 1784, cuando se fundó el Banco de Avío de Minas, que fue el antecedente del Banco de México Independiente que  en un principio se dedicó a tramitar créditos de avío.

Cuando México logró la independencia, se creó en 1830 un sistema monetario y bancario adecuado y estructurado para resolver la crisis económica del país. Durante el gobierno de Maximiliano se fundó el Banco de Londres, este fue el primer banco comercial de México que  al ser de origen extranjero, las operaciones que realizaba eran en su mayoría créditos, depósitos,  servicios de comercio exterior y emisión de billetes.

Al llegar la época del porfiriato, el número de bancos comerciales creció, entre ellos estaba el Banco Nacional Mexicano cuyo capital era de origen francés. Una de las consecuencias del gran crecimiento de la banca fue el descontrol de esta misma, así que se promulgó el Código de Comercio, el cual retiró a los bancos la facultad de emitir billetes. Nace entonces el Banco de México, el único con la facultad de emitir billetes, haciendo  de esto un derecho del banco central.

En 1897 nace  la Ley General de Instituciones de Crédito, esta busca la reorganización del sistema bancario, estableciendo reglas para la apertura de nuevas sucursales a nivel nacional y sobre la emisión de billetes. Se creó también la clasificación de instituciones crediticias, estas serían los bancos de emisión, conocidos como bancos comerciales, dentro de estos estaban también los bancos hipotecarios que en un principio solo ofrecían créditos a largo plazo y los bancos refaccionarios, estos ofrecían créditos para la agricultura, manufacturas y comercios.

Actualmente contamos con un sistema financiero que es regulado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, esta pertenece a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. La historia de las instituciones no termina, siempre está en constante reorganización y renovación, la banca y los créditos hipotecarios tienen que acomodarse a las necesidades de los consumidores y a la realidad económica del país.

Es por eso que cuando pensamos en adquirir una propiedad, inmediatamente pensamos en solicitar un crédito hipotecario, pues es una de las maneras más efectivas de poder conseguir nuestro patrimonio. Junto con la historia de la banca se mezclan diversos periodos económicos del país, estos han afectado la manera en la que los bancos han modificado sus estrategias para que su demanda no baje aunque se encuentre en un periodo de economía inestable.

Pese a que el  país ha atravesado por momentos difíciles en la economía, sobre todo en la última década como la crisis subprime, este sector no ha dejado de crecer, las familias siguieron solicitando un crédito hipotecario para adquirir su vivienda, pues ésta es la manera más factible de poder hacerlo, ya que al pasar por un periodo de rezago económico, el ahorro se convirtió en una opción muy poco viable.

En esta década las solicitudes de crédito hipotecario registraron también una baja en las tasa de interés logrando la implementación de  plazos más largos para cubrir las mensualidades, permitiendo que más familias lograran concretar la compra de una vivienda adaptándose a las necesidades económicas de la población. Como puedes ver,  la historia de los créditos hipotecarios aún no se ha terminado de escribir,  es cierto que en ocasiones la economía pende de un hilo y  a veces tememos invertir en un futuro patrimonio por las probabilidades de no poder pagar las tasas de interés y cumplir puntualmente las mensualidades.

Bien, si es tu caso y te sientes inseguro de adquirir un crédito, tienes una opción, acércate a TOI Expertos Hipotecarios, también tenemos una historia llena de éxitos, y nos encantaría poder guiarte en la elección de un sistema crediticio que se adapte a tus posibilidades económicas, para que así no tengas que preocuparte por el buen cumplimiento de este compromiso.

Contamos con simuladores de crédito que te permitirán saber qué banco y qué plazo es el que te conviene más, nuestro equipo está formado por los mejores brokers, altamente capacitados, que estarán encantados de llevar tu proceso para que tengas una compra exitosa.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Un comentario en “Breve historia del crédito hipotecario

  1. Hola solicitante:

    Soy el Sr. Honorio Morais Luis Miguel, soy un prestamista de préstamos legítimo, que otorga préstamos con una tasa de interés muy baja del 3% que es negociable. Ofrezco todo tipo de préstamos como préstamos educativos, préstamos comerciales, préstamos hipotecarios, préstamos agrícolas, préstamos personales, préstamos para automóviles E.T.C. También otorgo préstamos de 2,000 a 20,000,000.00 a una tasa de interés reducida del 3%. Duración de 1 a 30 años, dependiendo de la cantidad que necesite como préstamo. Regrese para obtener más información a través de: (honoriomoraisluismiguel@gmail.com) con su

    Nombre:
    País:
    Cantidad:
    Duración:
    Teléfono

    Espero su respuesta.

    Dios te bendiga.

    Sr. Honorio Morais Luis Miguel
    honoriomoraisluismiguel@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *