Adeudos en celular afecta tu prestamo

El Norte/ Grupo reforma/ Dolores Gonzalez

El mal hábito de pagar a destiempo tus recibos de teléfono móvil o televisión por cable podría afectarte a la hora de obtener un crédito hipotecario.

“En general, por un celular no tienes acceso a tu casa”, advierte Enrique Vela.

El director de TOI Expertos Hipotecarios agrega que la mayoría de los sistemas de los bancos rechaza de manera automática al detectar cuentas con un algún conflicto.

Aunque en ocasiones es posible negociar para obtener el préstamo, el monto será menor del que podrías haber obtenido si pagaras a tiempo tus cuentas.

“Aquí lo que tenemos que identificar es si es una cultura de pago o si fue un caso aislado”, explica Vela.

En caso de que se trate de un caso aislado será más fácil de negociar.

Lo que le interesa al banco es saber si tienes el buen hábito de ir a pagar tus cuentas antes de la fecha de vencimiento.

El problema se complica aun más si llegaste a negociar una “quita” de la deuda, pues esto se registra de inmediato en el buró de crédito por hasta seis años.

“Ahí sí es una causa de rechazo inmediata, aunque sea un celular”, recalca el especialista.

Esto se debe a que aunque hayas liquidado la deuda, al final no pagaste el monto completo, sino una cantidad mucho menor.

Si actualmente te encuentras en esta situación, nunca es demasiado pronto para remediarla.

El registro de buró de crédito que es investigado por los bancos se remonta hasta cuatro años atrás.

Entre las recomendaciones para comenzar a dejar esta mala costumbre está el domiciliar el pago de servicios a alguna tarjeta de crédito.

De esta manera sólo tendrás que realizar un único pago, en lugar de tres o cuatro en diferentes lugares.

En caso de que alquiles una de tus propiedades, Vela aconseja cambiar el nombre de los servicios de telefonía, televisión e internet al del inquilino.

Los malos hábitos de éste pueden afectar negativamente tu historial.

6 años es el tiempo que permanece en el buró el dato de si llegaste a negociar una “quita” de cualquier tipo de deuda.

expertos hipotecarios

 

Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *